Hemorragia Intracraneal

Es la presencia de sangre dentro del cráneo por diferentes circunstancias, la más común es por trauma craneal (hematoma subdural y epidural) o por ruptura de aneurisma (hemorragia subaracnoidea).

Hematoma-subdural-cronico
Hematoma subdural crónico bilateral de predominio izquierdo

Hematoma subdural crónico

Se presenta principalmente en personas de 60 años en adelante con el antecedente de trauma craneal en un periodo de 3 a 6 meses.

Pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Cefalea o dolor de cabeza
  • Convulsiones 
  • Debilidad de alguna parte de su cuerpo
  • Dificultad para hablar
  • Alteración de la conciencia

 

Hematoma-epidural
Hematoma Epidural secundario a trauma craneal por accidente automovilistico

Hematoma Epidural

Este tipo de sangrado se presenta a cualquier etapa de la vida siendo mas frecuente en edades desde los 20 a los 45 años, esta relacionado con accidentes automovilísticos de alto impacto.

Se forma una colección de sangre por fuera del cerebro que lo comprime y pone en peligro la vida si no se atiende a tiempo.

Regularmente requiere de manejo quirúrgico inmediato para evacuar la sangre y darle espacio al cerebro.

Hemorragia Subaracnoidea en área vascular y en region de ambos valles silvianos

Hemorragia Subaracnoidea

Relacionada con ruptura de aneurisma cerebral, es uno de los tipos más graves de sangrados intracraneales, requiere de estudios especializados para localizar el aneurisma y reparar el mismo.

Los pacientes con este tipo de hemorragia reportan dolor de cabeza intenso “el peor de mi vida”, y dolor en el cuello, cuando el sangrado no es grave.

Cuando el sangrado es grave puede haber perdida de la conciencia, debilidad de alguna parte de su cuerpo o dificultad para hablar.

Hemorragia-Intracraneal
Hemorragia intracerebral por descontrol hipertensivo

Hemorragia Intracerebral

Ocurre en personas con descontrol de la presión arterial, y puede ser catastrófica. regularmente se manifiesta con perdida de movilidad de la mitad del cuerpo, y si no se atiende inmediatamente puede ocasionar la muerte del paciente.